Skip Navigation Link

Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos

Mejoramos el entendimiento, la detección y el manejo de la enfermedad de los riñones.

Controlar la salud de sus riñones

Muchas personas con enfermedad de los riñones no presentan síntomas hasta que la enfermedad está muy avanzada. En la mayoría de los casos, la única forma de saber si uno tiene la enfermedad de los riñones es a través de pruebas de sangre y orina. La prueba de sangre determina el GFR y la muestra de orina examina si hay albúmina. Estas dos pruebas también se utilizan para vigilar la evolución de la enfermedad.

Conozca los resultados de su prueba de orina y GFR. Haga un seguimiento de estos resultados periódicamente para ver cómo funcionan sus riñones, ya que la enfermedad de los riñones tiende a empeorar con el paso del tiempo. Cada vez que se haga un control, pregunte qué diferencias hay respecto a los resultados anteriores.

Las pruebas clave para controlar la salud de sus riñones son:

Presión arterial: la cosa más importante que usted puede hacer para demorar la enfermedad de los riñones es mantener su presión arterial al nivel o por debajo del nivel establecido por su médico. Esto puede prevenir o retrasar que los riñones le dejen de funcionar.

GFR: el GFR le dice si los riñones están filtrando bien la sangre. Usted no puede subir su GFR. La meta es evitar que el GFR baje para así retrasar o prevenir la falla de los riñones.

Gráfica que explica los resultados de la prueba GFR de sangre.

Albúmina en la orina: la albúmina es una proteína que se encuentra en la sangre pero que puede pasar a la orina cuando los riñones están dañados. No se puede reparar el daño a los riñones, pero con tratamiento es posible que se pueda bajar la cantidad de albúmina en la orina. Reducir la cantidad de albúmina en la orina ayuda a los riñones.

Gráfica que muestra la diferencia entre un riñón sano y uno dañado a través de los niveles de albúmina.

A1C — La prueba A1C muestra el nivel promedio de glucosa en la sangre de los últimos 3 meses. La disminución del valor de A1C puede ayudarlo a mantenerse sano. (Sólo para personas con diabetes.)

Lleve la siguiente tabla a las consultas médicas y pídale a su proveedor que la complete.

También pueden usarse otras pruebas para controlar la salud de los riñones. Lleve esta hoja de resultados de las pruebas de los riñones la próxima vez que visite a su médico.

Última actualización de la página: 6 de augusto de 2014