Skip Navigation Link

Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos

Mejoramos el entendimiento, la detección y el manejo de la enfermedad de los riñones.

Conceptos básicos sobre la enfermedad de los riñones

Los riñones filtran el exceso de líquido y los desechos de la sangre y los eliminan a través de la orina. También ayudan a controlar la presión arterial para que el organismo se mantenga sano. Lea más sobre la función de los riñones.

La enfermedad de los riñones significa que los riñones están dañados y no pueden filtrar la sangre como deberían. Cuando los riñones se dañan, los desechos se acumulan en el organismo y causan otros problemas de salud.

En la mayoría de los pacientes, el daño en los riñones se va produciendo lentamente con los años, normalmente debido a la diabetes o la presión arterial alta. Esto se llama enfermedad de los riñones. Cuando una persona sufre un cambio repentino de la función de los riñones, debido a una enfermedad o lesión, o después de tomar determinadas medicinas, se habla de una lesión renal (de los riñones) aguda. Esto puede pasar en personas con función de los riñones normal o en personas que ya tienen problemas con los riñones.

La enfermedad de los riñones es un problema en aumento. Más de 20 millones de estadounidenses podrían tener esta enfermedad y muchos más corren el riesgo de tenerla. Cualquier persona puede sufrir esta enfermedad, independientemente de la edad o la raza. Los principales factores de riesgo de la enfermedad de los riñones son:

Debido al aumento de personas con diabetes, cada vez hay más personas con la enfermedad de los riñones.

La diabetes y la presión arterial alta son las causas más comunes de la enfermedad de los riñones.

Estas enfermedades pueden dañar los riñones de manera progresiva con el paso de los años.

Al principio, la enfermedad de los riñones no presenta signos ni síntomas.

Es posible que no sienta nada hasta que la enfermedad esté muy avanzada. La única forma de saber si tiene la enfermedad de los riñones es haciéndose las pruebas de sangre y orina. La prueba de sangre mide la tasa de filtración glomerular (GFR por sus siglas en inglés), que indica si los riñones están filtrando bien los desechos de la sangre. La prueba de orina muestra si hay proteínas en la orina. Lea más sobre las pruebas para detectar la enfermedad de los riñones.

La enfermedad de los riñones puede tratarse si se detecta en etapas tempranas.

Cuanto más temprano sepa que tiene la enfermedad de los riñones, más temprano podrá recibir tratamiento para prevenir o retardar el avance hacia una falla de los riñones. El tratamiento puede incluir tomar medicinas llamadas ACEs y ARBs para controlar la presión arterial alta y mantener los riñones más sanos por más tiempo. El tratamiento de la enfermedad de los riñones también puede ayudar a prevenir las enfermedades del corazón (enfermedades cardiovasculares).

La enfermedad de los riñones por lo general no se cura.

Por el contrario, puede agravarse con el paso del tiempo, e incluso avanzar hacia una falla de los riñones. Si los riñones dejan de funcionar, es necesario un tratamiento con diálisis o un trasplante de riñón. La enfermedad de los riñones también puede implicar otros problemas de salud, como una enfermedad cardíaca. De hecho, las personas con enfermedad de los riñones corren más riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares o ataques cardíacos.

Función de los riñones

Todos tenemos dos riñones. Tienen la forma de un frijol y el tamaño aproximado de un puño. Se ubican en la mitad de la espalda, a ambos lados de la columna vertebral (espina dorsal).

Ilustración que muestra que los riñones están situados en la parte baja de la espalda.

Los riñones filtran la sangre y eliminan los desechos y el exceso de líquido a través de la orina. También ayudan a controlar la presión arterial y producen hormonas que el organismo necesita para mantenerse sano. Cuando se dañan los riñones, se acumulan desechos en el organismo.

Lea más sobre cómo funcionan los riñones.

Última actualización de la página: 28 de marzo de 2012